martes, 20 de noviembre de 2007

Miro al cielo y unas dispersas y suaves nubes atraviesan de norte a sur sin prisa y sin pausa, tímidas y sin temor a una posible acumulación de tormenta, no es tiempo de lluvia, cuando caliente el día habrán desaparecido; un grupo de gaviotas vuela en formación en dirección contraria, quizás se dirigen al vertedero también en busca de su desayuno.